jueves, 13 de septiembre de 2012

Y Tu, Pules Tu Corona



Proverbios 17:6 “Corona de los viejos son los nietos,  Y la honra de los hijos, sus padres” 

Hay etapas en la vida de la familia en que tres generaciones tienen que convivir bajo un mismo techo; coincidiendo con las edades más críticas de la vida del ser humano: la adolescencia, la mitad de la vida y la ancianidad.

Esto no contradice el principio bíblico expresado en Génesis 2:24. Más bien, habla de la responsabilidad de la segunda generación en el cuidado de sus padres o suegros,  mientras aún están criando a sus hijos.

Es un honor para un hombre vivir lo suficiente para ver a los hijos de sus hijos (Génesis 50:23; Salmo 128:6) y a su casa prosperando en ellos, si ellos sirven a su respectiva generación de acuerdo con la voluntad de Dios, pues es una corona que completa su bienestar en este mundo. También es un honor para los hijos tener padres piadosos y prudentes y verlos llegar a la ancianidad, mientras ellos mismos han crecido y se han establecido en la vida.

Un anciano que lleva corona es en la práctica alguien que es cuidado por su familia, honrado y respetado. Sus palabras son sabias por la experiencia acumulada y merecen todo nuestro reverente respeto.

Saber llegar a esa etapa de la vida es también un reto a superar. Muchos en nuestro tiempo tratan de parar el tiempo y parecer jóvenes siempre. Entrar en la vejez aceptando los cambios que implica es parte de la bendición de Dios. Cuando somos jóvenes, por lo general, no pensamos en que un día seremos ancianos. No nos preocupamos por los que están en ese ciclo y algunos hasta desprecian a los que llaman despectivamente "viejos". En el Reino de Dios se nos enseña a respetar a los mayores, a los ancianos, dicho de otra manera a los que tienen canas. "Delante de las canas te levantarás, y honrarás el rostro del anciano, y de tu Dios tendrás temor. Yo Jehová. " (Levítico 19.32). Tenemos el Mandamiento de honrar a los ancianos, que está relacionado, como no puede ser de otra manera, con el temor a Dios. A mayor honra a Dios, mayor respeto y honra a los ancianos, sean nuestros familiares directos o no lo sean. La honra a los ancianos no es solo un concepto, es además una actitud que se manifiesta levantándose literalmente ante su presencia. El respeto debe manifestarse con palabras y con hechos. Es más que evidente que lo que sembremos, recogeremos.

Pero también nosotros, los ancianos o viejos, tenemos un reto de Dios para no decaer, no importa que estés pasando, Dios es nuestro fin, para mientras, seamos útiles en todo lo que podamos.

Mucho se ha escrito acerca de cómo los padres pueden ayudar a llevar a sus hijos a Cristo, pero ¿alguna vez has pensado en otro papel... un abuelo, que se desempeñe en la conducción de sus nietos a Cristo?

Una visitante de este blog, compartió su propia experiencia en esta área: "No quise, ni quiero, intervenir en la educación de mis nietos, para ello están sus padres, pero si ayudando en otras áreas he compartido con alegría  a Jesús con mis cinco nietos, cada uno de ellos ha aceptado que Jesús sea el Señor de su vida. Con parafraseo de la Biblia, dibujo y CD día a día trabajaba, hasta que cada uno, en su momento, invitó a Jesús a tomar el control de sus vidas. Esto fue después de mucha discusión y muchas preguntas que necesitaban respuesta. Así puse la mas bella de las piedras preciosas en esa corona que habla Proverbios 17:6, esa piedra es Jesucristo; así me convertí en un instrumento utilizado para salvar a las almas de los cinco nietos entre las edades de 10 a 16 años.

Liderando a sus nietos hasta llegar a Cristo debe haber sido una experiencia tremenda para esta abuela de 67 años, como se puede imaginar.  Pero ella no se sentó a mirar su corona, no, por el contrario añadió la mas preciada joya que es Jesús, ella con su sabiduría y amor a la vida hizo lo que Dios dice que podemos hacer. Y hablo de ella, como también te habo a ti, amigo lector... lo que hay que hacerse, hagámoslo.

Y no hay ninguna razón por qué Usted, no pueda tener esta misma experiencia también.  En realidad no se puede llegar a hacer con todos lo mismo (aunque puedes hacerlo), pero sin duda puede desempeñar un papel clave en todas las etapas del camino, detectando esa partes donde tu eres valioso para tus nietos.

Que no sabes como hacer, aquí están algunas ideas:

Póngase de rodillas


Si usted quiere llegar a ser un instrumento en las manos de Dios, lo primero que tiene que hacer es ponerse de rodillas y orar.  Interceda en nombre de sus nietos.  Pídale a Dios que le proporcionará oportunidades para compartir el evangelio u otra área con ellos o para ser un modelo de conducta cristiana.  La clave es dejar que Dios sepa que está disponible y con deseos de ser útil.

Sea un modelo positivo


Después de la oración, una de las maneras más seguras para obtener de sus nietos un interés por costumbres buenas, esta en Usted, debe comenzar a vivir por si mismo.  Esto significa algo más que simplemente ir a la iglesia.  Significa modelar el carácter de Cristo en medio de su amor, aliento y sabiduría.  Si usted vive de su fe, con el tiempo, sus nietos vendrán a ver que hay algo diferente en tu vida.  Y usted puede confiar en sus jóvenes mentes inquisitivas para comenzar a hacer lo que es.

Hable acerca de su fe


No sea tímido acerca de su fe cristiana, pero no seas agresivo con ella tampoco.  Busque oportunidades para sacar las conversaciones con sus nietos de vuelta a Dios.  Por ejemplo, si está en una caminata en la naturaleza con sus nietos, utilice el esplendor de la creación para dirigir su atención hacia Aquel que lo hizo todo, Dios.  Los niños están buscando este tipo de orientación espiritual, así que no tenga miedo de darle a ellos.

Equipe a sus nietos con recursos cristianos


Muchos recursos cristianos hoy en día existen excelentes que ayudan a comunicar el evangelio a los niños, incluyendo libros, CDs, juegos y videos.  ¿Por qué no dar a algunos de estos recursos a sus nietos como regalos de fin de año, regalos de cumpleaños o como una simple acción?  Por supuesto, usted irá a consultar con sus padres primero para asegurarse de que el recurso es apropiado para el niño y que aún no lo poseen.

Este disponible


No hay nada como estar allí.  Con tantas familias de doble ingreso en estos días, los padres a menudo no tienen el tiempo tanto como les gustaría pasar con sus hijos.  Aquí es donde usted puede intervenir y ayudar a llenar el vacío:
- Ofrezca cuidar a sus nietos mientras sus padres trabajan.
- Hágase de sus nietos el fan número uno y apóyelos en sus eventos recreativos.
- Ofrezca su ayuda a apoyar las diversas actividades después de la escuela.  (Esta es una gran oportunidad para pasar un poco de calidad de uno-a-uno con sus nietos.).
- Ofrézcase como voluntario para ser un patrocinador de un grupo de jóvenes o para enseñar a sus nietos clase de escuela dominical.
- Hacer cualquier cosa que se te ocurra para crear oportunidades para pasar más tiempo con tus nietos.

Nunca se sabe cuando estas oportunidades se convertirán en ocasiones improvisadas para compartir el Evangelio con sus nietos.  Experiencias compartidas y el crear un vínculo entre usted y sus nietos que les hará mucho más receptivos al conocimiento y vivencia de la sana doctrina, mas cuando la comparta.

Usted que tiene nietos, ya sabe hoy que se ha ganado una corona, pero ahora púlala, sáquele brillo, póngale joyería, para que cuando se presente a Dios, le entregue una corona resplandeciente, refulgente. No se vale decir que no puedo porque estoy viejo... en Cristo cada edad tiene su responsabilidad y esta es la suya.

USTED SI PUEDE... ABUEL@ ESFORZADO Y VALIENTE.

3 comentarios:

  1. Esta maravilloso los artículos respecto a la ancianidad. Pero hay que tomar en cuenta la juventud de hoy dia hermano, muy rebelde que no respetán a sus padres menos oirán a sus abuelos, aún en la juventud cristiana. ¡Claro! y era de esperar que en mundo como el de hoy donde los principios morales se han perdido ¿Qué más se puede esperar? se ha confundido la libertad con el libertinaje, el ser moderno no consisite en perder los buenos modales por ellos son la juventud. Quiero que tome para futuros artículos esto en cuenta.
    Me encanta la Pagina y me gustaría estar en contacto con ella.
    Mi correo es: Enoclivef@hotmail.com

    ResponderEliminar
  2. Que hermoso es la mejor herencia que le podemos dejar a nuestros nietos, la Palabra de Dios, que nuestro Señor Jesús sea el centro de sus vidas, Reciban muchas bendiciones desde mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Yo confío en Dios y El puede cambiar a los jóvenes rebeldes, cómo abuela que somos debemos doblar rodilla y pedir la dirección del Señor, con Dios podemos enfrentar esa batalla que viene de frente. Oremos.

    ResponderEliminar