viernes, 2 de noviembre de 2012

Damos Fruto Aun En La Vejez



Salmo 92:12..15 “El justo florecerá como la palmera; Crecerá como cedro en el Líbano. Plantados en la casa de Jehová, En los atrios de nuestro Dios florecerán. Aun en la vejez fructificarán; Estarán vigorosos y verdes, Para anunciar que Jehová mi fortaleza es recto, Y que en él no hay injusticia.”

La meta para muchas personas en la vida es obtener una jubilación feliz. Pasan años ahorrando y planificando el momento en que se retiraran. Ellos esperan la llegada del tiempo libre para hacer lo que les interesa

Pero ¿es el concepto de "jubilación" es aplicable al reino de Dios?¿Qué pasa con nuestro servicio en la iglesia?... Por supuesto, que enfermedades físicas a veces pueden ser un obstáculo para continuar trabajando, pero ¿será esa una razón válida para retirarse de la obra de la iglesia?

 En el Salmo 92:12..15, encontramos una descripción de los justos ... En el que se describen como palmeras y árboles de cedro Verde en la casa de Dios, hagamos ahora hincapié en el verso 14 “Aun en la vejez fructificarán; Estarán vigorosos y verdes”

Este pasaje ciertamente sugiere que hay un lugar y un hacer, para activar a las personas mayores en el trabajo de Dios.  Ellos son capaces de "dar fruto" y permanecen  "Frescos y florecientes", a pesar de su vejez.

Aun a quienes nos critiquen por creer el poder de los ancianos, a quienes le guste o no les guste, deben saber que Dios puede y hace uso de los ancianos de una forma bastante evidente, especialmente cuando tomamos un momento para considerar en intruirnos por medio de su Palabra. Leamos y después escudriñe, que hallara mas:

·        Moisés y Aarón ...

Fueron elegidos para guiar a los israelitas fuera de Egipto, habiéndoles suspendido su esclavitud. Ellos estaban en las edades de 80 y 83 años (Ver Exodo 7:7).

Es de considerar que a esa edad, ya estaban ya más allá de la vida normal si consideramos lo expresado en el Salmo 90, versículo 10 “Los días de nuestra edad son setenta años; Y si en los más robustos son ochenta años,...” (Salmo considerado escrito por Moisés).

·        Josué y Caleb ...

A Josué, se le dio el cargo de dirigir la conquista de Canaán, durante los últimos treinta años de su vida y vivió hasta que fue de 110, (Josué 24:29). Estamos hablando de otro hombre con gran responsabilidad (todo un pueblo) que dirigir a los ochenta años.

Caleb era también muy involucrado en la conquista y fue él a más de ochenta años (85, ver Josué 14:6..11) cuando se presenta a pedir su heredad, la cual no era solo de recibirla, pues tenia que ir y pelear por ella, en contra de tribus verdaderamente guerreadoras, pero ahí estaba aquel hombre a sus 85 años.

·        Daniel

Sirvió a Dios desde los días de su juventud, desde hace más de 70 años (Daniel 1:21) y era de bastante más de ochenta años cuando se desempeñó como uno de los tres gobernadores sobre el reino de Babilonia  (Daniel 6:1..3); fue arrojado al foso de los leones (Daniel 6:4..27) y prosperó durante los reinados de Darío y de Ciro el Persa, aparte de recibió una serie de visiones (Daniel 8..12)

·        Zacarías e Isabel ...

Este matrimonio fueron los padres de Juan el Bautista, según la Palabra cuando concibieron a Juan el Bautista, eran "ambos de edad avanzada" (Lucas 1:07) y sin embargo, él estaba sirviendo en el templo y ella dio a luz a Juan.

·        Simeón y Ana ...

Elos son también dos personas de edad avanzada que dieron testimonio de Cristo, cuando el niño era presentado al templo para ser circuncidado (Lucas 2:25..38) y Ana se de al menos 84 años, y había estado al servicio de Dios "con ayunos y oraciones noche y día "

Y asi hay muchos otros ejemplos de cómo Dios usó a los de mayoría de años para servirle. Éstos se han considerado ciertamente ilustran cómo los ancianos pueden "dar frutos aún en la vejez.

 Pero...  ¿qué pasa hoy? 

 Dios Usa A Las Personas Mayores En La Iglesia Hoy

En Nuestras iglesias actuales, siempre hay una necesidad de ancianos o acaso ¿Dios no diseño su iglesia local para ser supervisado por los ancianos? Hechos 14:23; Tito 1:5..9 eran hombres mayores, capaces de enseñar y dirigir al rebaño.

Sin embargo, muchos miembros masculinos parecen retirarse del servicio activo en la iglesia casi al mismo tiempo que retirarse del trabajo secular, alrededor de los 65 años de edad, que es bastante joven en comparación con los ejemplos que vimos.

En el momento en que podría ser útil para el Señor, deciden retirarse. Acaso ¿no estamos calificados para servir, ¿por qué no pasar unos años mas de crecimiento desarrollo el servir al Señor?

También hemos de considerar que siempre hay una necesidad para mujeres mayores y si no ¿quien realizará lo que Pablo ordenó en Tito 2:3::5?... Para ser "maestras del bien", sobre todo para enseñar el las mujeres más jóvenes cómo amar a sus maridos, amen a sus hijos, ser buenas esposas y amas de casa.

Tristemente, muchas mujeres dejan de enseñanza cuando llegan a la edad en que se manda a enseñar. ¿Qué no se siente capacitada para enseñar?  Entonces prepárate. Comprométete a estudiar y aprender la palabra de Dios y en poco tiempo usted estará más que preparada.

Siempre Hay Una Necesidad Para El Servicio De La Tercera Edad Pueden Dar ...

Algunos ejemplos:

Puedes dar hospitalidad y benevolencia; muchos ancianos son financieramente seguros, capaces de hacer lo que muchas familias jóvenes no pueden.

Puedes servir en edificación y evangelismo; con el tanto tiempo en tus manos, ¿por qué no usarlo para estudiar y compartir con los demás?

Incluso los enfermos pueden hacer cosas como: enviar cartas, hacer llamadas telefónicas; pasar un tiempo en oración y ayuno (Lucas 2:37;. 1 Timoteo 5:5. He oído de enfermos que pasan mucho de su tiempo orando por la sanidad de otros enfermos.

Ciertamente Dios puede usar gente de todas las edades ...¿Quién está dispuesto a prepararse para servir a Dios?¿Quién está dispuesto a presentarle en el servicio a Él?

Podemos retirarnos de los trabajos seculares, pero no de nuestro servicio al Señor: Ciertamente enfermedades físicas pueden limitar lo que podemos hacer, pero sólo la muerte nos puede parar de hacer lo que podamos.

El problema es realmente una de las enfermedades atacante de nuestras fuerzas físicas o espirituales, pero ella esta a toda edad y se llama pereza. No podemos detener el proceso de envejecimiento, Pero podemos ser renovado por dentro todos los días “Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día.” 2 Corintios 4:16

 4.  Nuestro problema puede estar relacionado con nuestra cultura orientada a los jóvenes, pero cuando la sabiduría y la experiencia de las personas mayores no se respeta, el futuro social es catastrófico.

Creo que los justos pueden y deben "dar frutos aún en la vejez", por eso estoy aquí, trabajando y espero que esta lectura alentará a las personas mayores a volver a examinar su  utilidad al Señor y a su Iglesia.

Porque estas diseñado para dar fruto aun en la vejez.

3 comentarios:

  1. que el señor Jesucristo les bendiga esto es muy alentador

    ResponderEliminar
  2. Bonita reflexión para animar a los ancianos a continuar sirviendo a Dios.

    ResponderEliminar
  3. Amen, esto se dará si se lleva una vida en comunión y consagración a Dios. Porque la palabra de Dios es fiel para aquell@s que buscan a Dios y tienen una plena comunión con el .

    ResponderEliminar