viernes, 11 de octubre de 2019

Llegando Al Final Con Alegría Y Satisfacción (2 de 4)


2. Observaciones Tangibles


Sabemos que hay promesa de Dios tanto de madurez, como de crecimiento y servicio según vamos envejeciendo.

El proceso de crecimiento nunca se detiene en la vida del cristiano. Por lo menos, no por sí mismo sino porque hayamos dejado de cultivarlo. Pero Dios promete santificarnos durante toda nuestra vida y hacernos crecer en nuestra vejez también.

Los atletas en una carrera larga tienen sus estrategias para cuando se da el inicio, el medio y para los últimos cien metros, antes de finalizar la carrera, tienen elaborada su mejor táctica.

La pregunta a los viejos es: ¿Cómo debemos correr esos cien metros finales?

La respuesta es que mientras el cuerpo nos lo permita debemos correr esa carrera como todo maratonista corre los últimos cien metros: con esmero, con la resolución de que vamos a terminar bien.

¿Cómo podemos vivir bien o correr bien esos últimos cien metros?
           
a.    Debemos vivir para Dios un día a la vez. Este principio no solo aplica a los ancianos sino a todos nosotros.

Vivimos vidas sin planificar. Pero debemos hacer el buen hábito de planificar cada día de ante mano. O podemos hacerlo todos los días en la mañana. Y al final del día ver hasta donde hemos llegado en lo que hemos planificado.

Sobre todo, ya que somos llamados a vivir para Dios y estar ocupado en el reino de Dios todos los días, debemos preguntarnos qué hemos hecho para el reino de Dios en este día y en qué cosas no hemos hecho de las que habíamos planificado.

No nos olvidemos que según avanzamos todos daremos cuenta delante de Dios lo que hemos hecho con nuestro tiempo.

¿En qué cosas podemos estar ocupados?

Estar ocupado en el reino de Dios podría incluir:
1.    Orar por todas las peticiones que han sido presentadas.
2.    Reflexionar lo aprendido del sermón pasado y no olvidar que lo que aprendo no solo es para mí sino para compartirlo.
3.    Escudriñar con ahínco toda la Biblia.
4.    Visitar a algún hermano para compartir el día. O visitar uno que está enfermo o llamarle o enviarle un obsequio, recuerde que eta debe ser una acción edificante, en ningún momento una visita es para llevar chambres.
5.    Ocuparnos en algún servicio en la iglesia y/o en la comunidad

b.    Vive el momento presente. Dios ha prometido estar con nosotros en todo momento. Estamos en una relación de pacto con Dios y esto implica compañerismo, cercanía, amistad, intimidad. Todo esto está implicado en la palabra pacto.

Pero también implica el sentido de presencia. Esto se enfatiza constantemente en los Salmos. Entre ellos: Salmo 23:4 “Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento.” Salmo 118:6 “Jehová está conmigo; no temeré Lo que me pueda hacer el hombre.” Salmo 138:7 “Si anduviere yo en medio de la angustia, tú me vivificarás; Contra la ira de mis enemigos extenderás tu mano, Y me salvará tu diestra.” 

Por tanto, practica la presencia de Dios, o más específicamente, la presencia de Jesús en tu vida. Cultiva en tu vida la compañía divina. Ejerce tu fe en el hecho de que Jesús está contigo. No estás solo.

c.    Vive preparado para partir cuando Jesús venga por ti. Las palabras de Jesús a los fieles discípulos son aplicables a todo discípulo. Juan 14:2…3 “En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis”.

Nadie sabe cuándo partirá de este mundo. Todos vamos a partir. Unos de una manera, otros de otra. Por tanto, es sabio estar preparados para cuando venga. Calvino en su lecho de muerte le dijeron que descansara y él decía que no porque no quería que cuando su Señor viniera lo encontrara sin hacer nada. Él estaba pendiente de la llegada de su Señor.

¿Qué implica el estar preparados para cuando nos llame Jesús?

1.    Adentrarnos a la comunión y discipulado de Jesús. El evangelio nos llama a auto examinarnos si estamos en la fe. Y esto es bueno porque al así hacerlo y venir a términos con Jesús borrará todo temor acerca del futuro.
2.    Meditar en el cielo y en todas las bendiciones que disfrutaremos allí.


Hay que evitar la mentalidad del mundo con respecto a estos cien metros.

Para el mundo la idea es una de relajación, tomarlo suave, haz único lo que disfrutas. Hay que tener cuidado con eso. Dios espera de nosotros que le glorifiquemos hasta el final.

Debemos mantenernos sirviendo al Señor hasta que Él nos llame. Sobre todo, aunque nuestras habilidades mentales se van debilitando debemos evitar caer en el error de pensar que ya no podemos aprender nada nuevo y que no debo ejercer mi mente ya.

Eso es un peligro porque podría llevarnos a descuidar uno de nuestros mejores amigos en la manera de enfrentar la vejez.

Hagamos aquí una pausa… y meditemos… oremos: Gracias Señor y salvador de tu vida porque tu estas a mi lado momento a momento en la calma y en la tempestad, de tu mano me aferro y continuo en vida. Amen.















sábado, 5 de octubre de 2019

Llegando Al Final Con Alegría Y Satisfacción (1 de 4)


1. Todos Vamos Envejeciendo


No hay ser humano que no envejezca, cada día que pasa, envejecemos. Ese es un de resultado de la caída de Adán.  

Según caminamos en la vida vamos llegando a diferentes etapas, hasta llegar a la tercera edad en donde algunos la clasifican en tres grupos: los jóvenes entre las edades de 65-75, los de mediana edad entre 75-85 y los de mayor edad entre 85 en adelante.

La sociedad actual, ve a las personas de la tercera edad como personas que ya hicieron su contribución a la sociedad. Que han llegado a su edad no productiva y lo único que les resta hacer es descansar, disfrutar de su retiro, coger unas vacaciones permanentes y dedicarse exclusivamente a viajar, jugar golf, ver televisión, ir del cuarto a la cocina: al sofá, a la cocina, al baño y luego a la cama o los ven como cuidadores de nietos, piensan que ya ellos no están para más.

Hasta este punto es valedero preguntarse: ¿Por qué esa mentalidad acerca de los ancianos? ¿Es verdad que su productividad ha llegado a su fin? ¿Se debe confinar a los mayores a una vida sedentaria confinados en la casa todo el tiempo? ¿Hay lugar para el crecimiento, la productividad, el servicio y otros? La reina de Inglaterra nació en 1926, tiene 93 años (ahora en 201) y todavía ejerce sus funciones. Mientras el cuerpo se lo permita ella espera seguir sirviendo como hasta ahora.

Ciertamente y aceptamos que nuestras fuerzas no son las mismas que antes. Aunque esto es cierto no bien es cierto que Dios nos llama a glorificarle todos los días de nuestra vida. Esto no tiene fin. El curso de la vida dedicado a glorificar a Dios nunca termina en esta vida ni en la vida venidera, ni en la eternidad. Así que el reto es cómo vivir para la gloria de Dios mientras envejecemos.

Debemos ver esa tercera etapa de la vida desde la perspectiva de la Palabra de Dios, porque ella nunca nos lleva al error. Ella no miente. Es plenamente confiable. Y algo más… ella es realista. No nos dará una concepción de la vejez falsa.

Consideremos Eclesiastés 12:1…5 versículo por versículo:

a)    v. 1 “Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud”. Vive al máximo en tu juventud, pero pon siempre delante de ti a tu Creador. A Él le debes la vida. Y por tanto tu vida es para vivirla para su gloria. Tener a Dios presente es algo para hacer desde la juventud por tu vejez.

b)    v. 2 “antes que se oscurezca el sol, y la luz, y la luna y las estrellas”. O sea, antes de que el gozo de estar vivo decaiga. “y vuelvan las nubes tras la lluvia”. Antes que los problemas recurran constantemente.

c)    v. 3 cuando temblarán los guardas de la casa”, es decir, cuando nuestros brazos no tengan fuerza y nuestras manos tiemblen. “y se encorvarán los hombres fuertes”, es decir, nuestras piernas se debiliten. “y cesarán las muelas porque han disminuido”, es decir, y los dientes se habrán caído. “y se oscurecerán los que miran por las ventanas”, es decir, nuestros ojos pierden visión.

d)    v. 4 “y las puertas de afuera se cerrarán”, nos ponemos sordos. “por lo bajo del ruido de la muela”, cuando masticar se hace difícil. “cuando se levantará a la voz del ave”, cuando los ruidos, aun aquellos que son placenteros nos incomodan. “y todas las hijas del canto serán abatidas”, cuando incluso la música nos aburre.

e)    v. 5 “cuando también temerán de lo que es alto”, perdemos el balance y nos confundimos fácilmente. “y habrá terrores en el camino”, nos sentimos frecuentemente asustados. “y florecerá el almendro”, nuestros cabellos ser tornan blancos. “y la langosta será una carga”, nuestro caminar es errático e inestable. “y se perderá el apetito”, perdemos el apetito e inclusive nuestras emociones y deseos decaen.

La descripción es una de perdida, debilidad y apatía que llevan al final a la muerte. Es descriptiva de la realidad de la vida.

Pero, eso no es todo lo que dice la Biblia. La Biblia presenta la vejez desde la perspectiva de la madurez. ¿Qué significa madurar? Según la Real Academia Española es: (a) Hacer que un fruto alcance el grado de desarrollo adecuado para ser consumido. (b) Llevar algo como una idea o un proyecto a su desarrollo mediante la reflexión. (c) Adquirir madurez. 


El énfasis la Biblia lo pone en la primera definición. Hay dos etapas en los frutos: cuando están verdes y cuando están maduros, listos para comer. Por lo general los verdes son duros, ácidos, amargos y sin mucho sabor. En cambio, el fruto maduro es suave, dulce, jugoso, con mayor sabor y dejan un buen sabor en la boca. De esa manera algunos envejecen. Envejecen con gracia, su mente ha madurado con sabiduría, su carácter es firme y decidido, con proporción y balance y con muchos recursos capaz de ser mentores de otros.

También la Biblia enfatiza que la madurez espiritual es de mayor valor que las riquezas materiales. Y que esa madurez espiritual puede seguir creciendo según vamos envejeciendo.

A la razón de la Biblia, el envejecimiento bajo la gracia y el poder de Dios traerá sabiduría: una mayor capacidad de discernimiento, saber elegir e inclusive mayor determinación. Veamos algunos versículos del Salmo 71:5, 9, 14…18. “5. Porque tú, oh Señor Jehová, eres mi esperanza, Seguridad mía desde mi juventud. 9. No me deseches en el tiempo de la vejez; Cuando mi fuerza se acabare, no me desampares. 14…18 Mas yo esperaré siempre, Y te alabaré más y más. Mi boca publicará tu justicia Y tus hechos de salvación todo el día, Aunque no sé su número. Vendré a los hechos poderosos de Jehová el Señor; Haré memoria de tu justicia, de la tuya sola. Oh Dios, me enseñaste desde mi juventud, Y hasta ahora he manifestado tus maravillas. Aun en la vejez y las canas, oh Dios, no me desampares, Hasta que anuncie tu poder a la posteridad, Y tu potencia a todos los que han de venir”. El salmista es ahora viejo, V. 9, pero puede dar testimonio de cómo Dios ha estado con él en todo momento. El versículo 18 es interesante. El salmista reconoce una responsabilidad de los mayores, la de enseñar a los jóvenes lo que Dios ha hecho por su pueblo.

Y el Salmo 92:12…14 “El justo florecerá como la palmera; Crecerá como cedro en el Líbano. Plantados en la casa de Jehová, En los atrios de nuestro Dios florecerán. Aun en la vejez fructificarán; Estarán vigorosos y verdes. Las palmas son emblemas de lo fructífero y de larga vida. La idea es del pueblo de Dios que experimenta vida y crecimiento mientras adora delante de la presencia de Dios.

Ahora para concluir esta parte reflexiona: ¿Cuál es la visión de tu ancianidad? ¿Ves la vejez como una etapa de madurez? ¿La vez como una etapa en la cual puedes seguir creciendo, madurando, de mucho servicio y vigor espiritual? ¿La enseñas así a tus hijos?


















viernes, 27 de septiembre de 2019

Viejos Y Viejas, Un Negocio Que Pasa Inadvertido


Muy pronto, el sector de la tercera edad será crucial en las diferentes sociedades a nivel mundial. Sin embargo, pocos tienen clara una estrategia de comunicación y venta para captar el mercado o bien pudiera ser que pocos captan por el momento el potencial mercantil que representa este segmento generacional en crecimiento.

Empresas y marcas suelen erróneamente pensar que a los adultos de la tercera edad sólo pueden venderles andaderas, pañales y medicamentos, pero la realidad es que, sobre todo en las clases medias y altas, este sector de la población no quiere ser relacionado con la imagen del abuelito con bastón y senil.

Hoy, el llamado grey market, mercado gris, tiene un estilo de vida distinto y está en busca de artículos innovadores, viajes, educación, artículos de belleza y moda, lo que da pie a la entrada de negocios enfocados en este mercado, sobre todo si tomamos en cuenta que actualmente los mayores de 60 años van en un crecimiento acelerado para en el año 2050 llegar a conformar el segmento social mayoritario a nivel mundial.

Sin embargo, las marcas no están volteando a ver este segmento de las clases medias y altas, que tiene todas las características para volverse importante en muy poco tiempo, pues cuenta con dinero, tiempo, apertura al cambio e incluso cultura. Como consecuencia, las primeras empresas que incursionen en él llevarán la delantera. El turismo es uno de los sectores con mayor potencial.

En este sentido, las firmas de cruceros cuentan con tarifas ¨Senior¨ para personas que tienen más de 55 años (aproximadamente 30% de sus pasajeros), quienes suelen viajar en temporada baja. Pero la representación de las compañías en América Latina, se encuentran con el problema del idioma, pues el tour es en inglés, lo que reduce la afluencia. Para no dejar escapar este mercado forman grupos acompañados por un guía, quien da toda la información en español y en paralelo organiza actividades a bordo, como una fiesta, un coctel y recorridos en los destinos. En muchos de sus destinos las autoridades turísticas y gobiernos locales, aprovechan su presencia y promueven la venta de sus productos nativos.

Por otro lado, otras compañías ofrecen el paquete ¨Edad de Oro¨, que consiste en un viaje que incluye transportación, hospedaje y alimentos, además de actividades como actos de acción de gracias, bingo masivo, cena, show, un tour en el destino, noche poblana, concurso de trajes típicos, música en vivo, clases de yoga, pintura, cerámica, entre otras cosas.

En la actualidad muchos directivos de medianas y pequeñas empresas saben que tienen que incursionar en este insipiente negocio, por lo que están buscando alianzas con sindicatos y organizaciones ligadas con la tercera edad, para que sus afiliados puedan tener un descuento.

Sin embargo, la mercadotecnia dirigida hacia este segmento apunta hacia el lado contrario. Por ejemplo, los pasillos de las tiendas especializadas en este sector de la población suelen incluir productos como pañales para adultos, que los hacen sentir mal, pues ellos quieren ser vistos como gente productiva.

Encontramos que ese pensamiento excluyente generado hacia los ancianos y mantenido por años en nuestras sociedades, ahora se convierte en lastre para el desarrollo de una nueva industria que aun no logra concebir mental y futurísticamente el filón comercial que representan las personas maduras desde ya.

En una charla, con un prestigiado publicitas en mi país, este me comentaba e hizo hincapié en que casi toda la publicidad va dirigida a adultos de entre 30 y 50 años, y que si por casualidad piensan en gente mayor suelen usar modelos ya “octogenarios”, es una visión absurda y aún muy marcada en la mayoría del medio publicitario.


Desde su punto de vista, el marketing tiene que reconocer que los mayores de 60 años todavía están activos. Pero en un ejemplo positivo, cuenta que en una ocasión vio un comercial en el que aparecían parejas de 80 años que nunca se habían tomado una selfie, en el que sutilmente les invitaban a probar lo nuevo. Y justamente ese es el camino que la industria debe tomar: tiene que invitarlos a hacer cosas diferentes, sin menospreciarlos, ahora es el momento que la industria debe inducir e invertir en las personas mayores motivándolas sutilmente a probar, aceptar y consumir los bienes tecnológicos actuales, ya paso el momento excluyente de esta generación adulta mayor, ya es tiempo de darse cuenta que valen oro no solo por su acumulamiento de sabiduría, sino también porque es un segmento potencialmente consumidor de los bienes sociales.

¿Qué quiere la tercera edad?

Y para los que quieran entrar en el grey market, a continuación comparto algunos de los datos del Consummer Change, estudio de hábitos de consumo por etapas de vida que De la Riva Group lleva a cabo, el cual está integrado por una muestra de 800 personas de los segmentos B+ y ABC+ en ciudades como México, Guadalajara, Mérida y Hermosillo.

·         58% de los adultos mayores son económicamente activos.
·         50% tiene acceso a internet, en 2012 la cifra era de 42%.
·         25% habla un segundo idioma.
·         Tienen más tiempo libre.
·         Están interesados en retomar actividades como fotografía y pintura; quieren aprender cosas nuevas.
·         Tienen celulares de última generación.
·         Saben moverse fácilmente en internet.
·         Los jóvenes le consultan a la hora de tomar decisiones financieras o de llevar a cabo una compra, por lo que son vistos como influenciadores.
·         Comienzan a abrirse a las compras online, a diferencia de lo que ocurría en años anteriores.
·         Están interesados en el deporte y la salud como un medio de convivencia.
·         Sus referentes son actores como Harrison Ford o Sean Connery.

No hay duda, el momento de los adultos mayores está a la vuelta de la esquina.






viernes, 20 de septiembre de 2019

Ancianos Y Una Necesidad De Cambiar El Mundo


El envejecimiento es uno de los temas y problemas más explosivos y emocionantes de nuestra sociedad. A muchas personas no les gusta pensar en la vejez mientras no se vean afectadas por ella. Esto es un error. Quien elude la confrontación con este asunto, pierde muchas posibilidades, tanto a nivel personal como en la sociedad.

Pero las personas que se ocupan de la vejez y de todos los asuntos relacionados con la misma, ya sea en cuanto al comportamiento como consumidores o con respecto a cuestiones complejas como la demencia, la vivienda o la atención sanitaria en áreas rurales, representan un grupo profesionalmente rico y muy diverso. Y eso es imprescindible para poder encontrar soluciones inusuales a los problemas que surgen por primera vez en nuestra sociedad.

¡Por tanto, a quien quiera cambiar el mundo, le damos la bienvenida al ámbito de la vejez!

¿Qué papel tiene el adulto mayor en la sociedad actual?

El tiempo actual está dando testimonio de cambios profundos en las regiones del mundo donde las personas tienen acceso a educación y donde la ciencia y tecnología han florecido

En varias ocasiones hemos escrito que las perspectivas sobre los ancianos, la forma como se les trata y el respeto hacia ellos cambia según la cultura. Ya sea en los países occidentales u orientales, algunos sectores de la sociedad miran a los ancianos con algún rechazo, como si fueran un cargo y una fuente de problemas.

Sin embargo, sus canas y sus articulaciones rígidas no les impiden de seguir siendo la fundación solida e innegable de nuestra sociedad. Si estamos dispuestos a escuchar y a aprender, comprenderemos que su importancia va a más allá de la de cuidadores de nietos.

Sus cuerpos podrán estar más frágiles, pero su experiencia representa un océano de sabiduría que puede guiar a las generaciones más jóvenes. Son fundamentales a la hora de transmitir a los más jóvenes valores culturales, como guardianes que son de un patrimonio cultural y social.

Afortunadamente, los tiempos cambian y las nuevas generaciones están creciendo en un ambiente más favorable y protector para nuestros mayores. Aun así y a pesar del escenario menos positivo, en todos los contextos culturales existen personas que cuidan a sus ancianos con amor, respeto y sentido de deber, pero aún queda mucho que aprender.

¿Estamos en el camino hacia una sociedad más inclusiva de los ancianos?

Sabemos que en algunas partes menos desarrolladas del planeta existen muchos ancianos que todavía viven en la pobreza. Pero en los últimos 20 años se ha notado por parte de los gobiernos más interés en reducir la pobreza entre los ancianos.

En vez de enfocarnos en una perspectiva negativa del impacto que una sociedad envejecida puede tener, tendría más sentido que empezáramos a pensar en la implementación de soluciones y políticas que podrían poner fin a algunos problemas que enfrentan nuestros ancianos, tales como:

·         Qué ayudas ofrecer a nuestros mayores para que puedan adaptar sus casas, para que puedan vivir de forma independiente en sus hogares de toda la vida y por más tiempo.
·         Cómo garantizar apoyo a los cuidadores de las personas mayores.
·         Cómo apoyar a las comunidades para que sean los más adaptadas a la tercera edad posible, para permitir que sus mayores puedan seguir aportando a la sociedad, mientras tienen buena calidad de vida.

Existen ejemplos de este tipo de políticas por todo el mundo, cuyo objetivo es incluir a los ancianos en una sociedad que cambia cada vez más rápido. Hacer el entorno más inclusivo de la tercera edad debería ser una preocupación de todos los gobiernos nacionales y locales, especialmente en las infraestructuras para caminar, pasear de bicicleta, transportes públicos, acceso universal a todos los edificios públicos, etc.


Un ejemplo de algo muy sencillo: en Singapur, los mayores tienen una tarjeta que pueden utilizar en los cruces de calles, para que cuando vayan a cruzar, el semáforo tarde más tiempo a cambiar de color. De este modo, tienen más tiempo para cruzar.

Además, esta preocupación debería empezar también por las casas de nuestros mayores, ya que necesitarán de adaptarlas y hacerlas seguras para poder vivir en ellas por más años.

Al final y no menos importante, es valorar la participación intelectual de nuestros mayores en la sociedad, normalmente limitada a los más jóvenes. Pero poco a poco, caminamos hacia una sociedad donde la inteligencia y sabiduría de nuestros mayores será cada vez más valorada, al igual que los ancianos en Japón o los ancianos aborígenes de Australia, que son venerados por los más jóvenes desde hace milenios.

Por lo tanto, la importancia de la contribución de nuestros mayores a la sociedad no debería estar causa, ni como grupo, ni individualmente.



viernes, 13 de septiembre de 2019

Solo Con El Tiempo



Como explican, el proceso de envejecimiento tiene dimensiones socioculturales que se expanden más allá de nuestro progresivo deterioro físcio.

La vejez, en este sentido, tiene diferentes lecturas y edades, entre las que los distintos mayores pueden moverse en función de su aproximación personal. Hay, sin embargo, un elemento clave: nuestro estilo de vida cambia, porque ya no trabajamos y también nuestras relaciones sociales, que en muchas ocasiones se reducen. El estatus social se modifica.

El abanico de opciones en el que emplear el tiempo de ocio varía en función de las condiciones sociales, educativas o de salud de cada individuo. En general, según se desarrolla en el trabajo, las personas mayores tienden a elegir patrones posteriores a su vida laboral que imiten a los anteriores, de modo que se sientan realizados con ellos. El ocio estaría relacionado de este modo con esas preferencias determinadas, pero también con su capacidad de acceso a diversas actividades.

Actualmente, la ética referida a la ancianidad está fuertemente reducida a la etiqueta, al modo de trato o a la consideración para con ellos. Por lo que se hace necesario e imprescindible mejorar la autoestima que los ancianos tengan de sí, proporcionándoles la oportunidad de participación en la sociedad, con una cuota de responsabilidad con ellos mismos, procurando llegar a la edad del adulto mayor en buenas condiciones físicas y psicológicas.

El adulto mayor debe vivir su vida dentro de sus capacidades y esta es una tarea personal y social, incluyendo aquí la iglesia. La vinculación ética con los ancianos es un compromiso de afecto. En otras palabras, el motor de las actitudes son los afectos, la verdad por sí misma carece de poder suficiente para superar los afectos a no ser que sea asumida como afecto.

Las sociedades se motivan más por las emociones que por las razones. En síntesis, demográficamente el grupo de la tercera edad se hace más significativo, y por lo mismo, resulta urgente que la sociedad resuelva una relación con este grupo etario, más fecunda, participativa y ennoblecedora.

No debemos olvidar que solo con el tiempo… aprendes; aprendes qué:

·         Con el tiempo aprendes que estar con alguien porque te ofrece un buen futuro significa que tarde o temprano querrás volver a tu pasado.

·         Con el tiempo comprendes que solo quien es capaz de amarte con tus defectos, sin pretender cambiarte, puede brindarte toda la felicidad que deseas.

·         Con el tiempo te das cuenta de que si estas al lado de esa persona solo por acompañar tu soledad, irremediablemente acabarás deseando no volver a verla.

·         Con el tiempo te das cuenta de que los amigos verdaderos valen mucho más que cualquier cantidad de dinero.

·         Con el tiempo entiendes que los verdaderos amigos son contados, y que el que no lucha por ellos tarde o temprano se verá rodeado solo de amistades falsas.

·         Con el tiempo aprendes que las palabras dichas en un momento de ira pueden seguir lastimando a quien heriste, durante toda la vida.

·         Con el tiempo aprendes que disculpar cualquiera lo hace, pero perdonar es solo de almas grandes…

·         Con el tiempo comprendes que si has herido a un amigo duramente, muy probablemente la amistad jamás volverá a ser igual.


·         Con el tiempo te das cuenta que aunque seas feliz con tus amigos, algún día lloraras por aquellos que dejaste ir.

·         Con el tiempo te das cuenta de que cada experiencia vivida con cada persona, es irrepetible.

·         Con el tiempo te das cuenta de que el que humilla o desprecia a un ser humano tarde o temprano sufrirá las mismas humillaciones o desprecios multiplicados.

·         Con el tiempo aprendes a construir todos tus caminos en el hoy, porque el terreno del mañana, es demasiado incierto para hacer planes.

·         Con el tiempo comprendes que apresurar las cosas o forzarlas a que pasen ocasionará que al final no sean como esperabas.

·         Con el tiempo te das cuenta de que en realidad lo mejor no era el futuro, sino el momento que estabas viviendo justo en ese instante.

·         Con el tiempo verás que aunque seas feliz con los que están a tu lado, añorarás terriblemente a los que ayer estaban contigo y ahora se han marchado.

·         Con el tiempo aprenderás que intentar perdonar o pedir perdón, decir que amas, decir que extrañas, decir que necesitas, decir que quieres ser amigo…. ante una tumba…, ya no tiene ningún sentido…

Pero desafortunadamente….SOLO CON EL TIEMPO….

Y como aún es tiempo… mando muchísimos saludos a todos los que nos leen, nos leyeron y pronto nos ,leeran.. para los que ya se nos adelantaron, por todos los momentos buenos y malos que nos tocó vivir.. y a todos con los que ahora estoy pasando momentos geniales.. gracias … Y RECUERDA ESTAS PALABRAS:

“EL HOMBRE SE HACE VIEJO MUY PRONTO Y SABIO MUY TARDE”

JUSTAMENTE CUANDO YA NO HAY TIEMPO